football, ball, sport

Soy un futbolista con distintas nacionalidades, ¿para qué país puedo jugar?

Comparte

Cuando un jugador de fútbol tiene diferentes nacionalidades y participa con una selección, ¿puede más adelante ser elegible por otra Federación?

En los últimos años, se ha extendido la idea de que un futbolista, cuando debuta con una selección nacional, no puede vestir la camiseta de otro país. Ello era correcto hasta el pasado 18 de septiembre, ya que en el 70 Congreso de la FIFA se decidió un cambio de rumbo que afecta a muchos jugadores de fútbol.

Antes de entrar en materia, no podemos olvidar que las reglas de elegibilidad han variado a lo largo de los años. Los más veteranos recordarán a Di Stéfano jugar con tres países (Argentina, Colombia y España) o a Puskas, que fue parte de la selección española después de participar en 85 partidos con Hungría, su país natal. Ahora bien, la normativa en cuanto a elegibilidad ha sufrido cambios de gran calibre.

¿Cuál es la situación actual?

Primero de todo, debemos aclarar cuándo un jugador puede representar a un país. Para ello, debemos estar a lo dispuesto en los reformados artículos 5 a 9 del Reglamento de Aplicación de los Estatutos de la FIFA (en adelante, RAE). El primero de estos preceptos establece cuándo un jugador puede ser elegible por un país: tener nacionalidad de dicho país. Dispone además la imposibilidad de jugar para otra selección si ya se ha participado en un compromiso oficial con otra nación, salvo las importantes y nuevas excepciones del artículo 9 que veremos más adelante.

Llegamos entonces al artículo 6 del RAE, que determina los requisitos para ser elegible por un país. Además de tener la nacionalidad de dicha Federación, el futbolista debe cumplir con una de las siguientes condiciones:

  • – Haber nacido en el territorio de la Federación
  • – Uno de los padres biológicos del jugador nació en el territorio de la Federación
  • – Uno de sus abuelos nació en el territorio de la Federación
  • – El jugador ha vivido al menos durante cinco años en el territorio de la Federación

Antes de entrar en el importante artículo 9 del RAE, veremos por encima el artículo 7 y 8 del mismo Reglamento. El primero de ellos responde a los casos de jugadores que adoptan una nueva nacionalidad y podrían competir con el nuevo país sin haber jugado previamente con otra selección. Los requisitos para ser seleccionable son a grandes rasgos los mismos del citado artículo 6.

Por su parte, el artículo 8 del RAE trata de los apátridas. Los únicos requisitos para representar a un país sin tener la nacionalidad de dicha nación son:

  • – No poseer ninguna nacionalidad
  • – Imposibilidad de que se le sea otorgada
  • – Haber vivido cinco años en el territorio
  • – Demostrar que su traslado a dicho país no fue motivado por ser miembro de la selección

El novedoso artículo 9 del Reglamento de Aplicación de los Estatutos de la FIFA

Llegamos al flamante artículo 9 del RAE, cuya redacción dispone la mayor novedad a nivel de selecciones de los últimos años, al permitir competir con una nación cuando ya se ha jugado con otra previamente. A modo de explicación, un partido de categoría A es un encuentro que se disputa por las selecciones absolutas de dos asociaciones diferentes. Asimismo, no podemos dejar pasar la oportunidad de recordar que estamos hablando de representar a un país en categoría absoluta, puesto que las reglas varían si se trata de jugadores que participan en partidos o competiciones de categoría inferior. Las condiciones dependen del contexto de cada futbolista:

  • – Si el jugador fue parte de un partido oficial que no sea de categoría A con una selección, para poder participar con otro país, debe poseer la nacionalidad de la federación a la que se desee representar antes de haber jugado el primer partido oficial.
  • – Si el futbolista jugó un partido oficial que no sea de categoría A y no tenía la nueva nacionalidad, debió de jugar dicho partido antes de cumplir los 21 años y cumplir con los requisitos dispuestos en los artículos 6 o 7 del RAE para competir con la nueva Federación
  • – Si el jugador participó en un máximo de tres partidos internacionales de categoría A antes de cumplir los 21 años, ostenta la nacionalidad del nuevo país antes de jugar esos choques, han transcurrido tres años desde su último partido con la antigua selección y no hubo participado en un Mundial ni en torneo de confederaciones, puede ser seleccionable por la nueva nación
  • – Si un jugador desea representar a otra Federación que haya sido admitida como miembro de la FIFA tras jugar su primer partido de competición oficial con su Federación actual, nunca jugó ningún partido de competición oficial para su selección actual con posterioridad a la admisión como miembro de la FIFA de la Federación a la que desea representar, en el momento de jugar su primer partido de competición oficial de cualquier categoría y disciplina futbolística con su Federación actual poseía la nacionalidad del país al que desea representar u obtuvo la nacionalidad de la Federación a la que desea representar tan pronto como fue posible después de que el país fuera reconocido por la mayoría de los miembros de las Naciones Unidas, y cumple con cualquiera de los requisitos estipulados en el artículo 6 o 7 del RAE, podrá ser parte de esta nueva federación.
  • – Finalmente, si el futbolista ya jugó un partido internacional oficial de categoría A, pero perdió la nacionalidad de manera permanente sin su consentimiento o contra su voluntad a causa de una decisión de las autoridades gubernamentales y posee previamente la nacionalidad de la federación a la que desea representar, puede ser seleccionable por esta última.

A pesar de estas excepciones, el futbolista que cambie de Federación no podrá jugar para la nueva en ninguna competición en la que ya haya participado con la anterior.

Como vemos, la FIFA ha flexibilizado a través de la Circular 1732 de 23 de septiembre de 2020 la elegibilidad de los jugadores para participar con las selecciones nacionales. Este nuevo avance en el mundo del futbol responde igualmente a la globalización y a los constantes movimientos migratorios que vivimos en la actualidad. Con este cambio, igualmente, se permite a jugadores que siendo muy jóvenes eligieron representar a un país y que por diversas cuestiones no tuvieron la continuidad deseada, puedan competir con otro país. El ejemplo más claro es el de Munir El Haddadi, el cual recién cumplidos los 19 años debutó con la selección española, sin haber sido convocado nunca más. Por tener nacionalidad marroquí y gracias a la nueva normativa, ya ha debutado con la selección de Marruecos.


Comparte