Reparto de Dividendos

Comparte

El Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo, por el que se adoptan una serie de medidas para la transición de las empresas hacia la “nueva normalidad”, procurando la salvaguarda del empleo y la protección de las personas trabajadoras (publicado en el BOE de 13 de mayo y con entrada en vigor el día de su publicación), establece una serie de medidas entre las que destacan las de su artículo 5.
En primer término, aunque el Real Decreto-ley 18/2020 prorroga los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor hasta el 30 de junio de 2020 para determinadas empresas, el apartado 1 del artículo 5 regula una limitación relacionada con la transparencia fiscal. Así, no podrán acogerse a la indicada prórroga las entidades con domicilio fiscal en países o territorios calificados como paraísos fiscales conforme a la normativa vigente.
Por otra parte, el apartado 2 de dicho artículo contempla una limitación temporal para el reparto de dividendos de aplicación, únicamente, a las sociedades mercantiles u otras personas jurídicas que, a fecha 29 de febrero de 2020, contaran con más de 50 trabajadores (o asimilados a los mismos) en situación de alta en la Seguridad Social y en las que además concurran las dos condiciones siguientes:

  • Que se hayan acogido al régimen especial de los ERTE conforme a las causas recogidas en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.
  • Que hayan hecho uso de los recursos públicos destinados a los ERTE.

Por tanto, las empresas en que se den tales condiciones no podrán proceder al reparto de dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en que se apliquen los ERTE salvo que, con carácter previo, restituyan los importes relativos a la exoneración aplicada a las cuotas de la Seguridad Social.
Asimismo, la falta de distribución de dividendos con cargo al resultado
del ejercicio 2020 no se tendrá en cuenta en relación con el ejercicio
del derecho de separación de los socios por falta de reparto de dividendos previsto en el artículo 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital.
En consecuencia, y a la vista de la redacción del mencionado artículo 5.2, parece claro que las empresas que reúnan las características arriba descritas no podrán repartir dividendos procedentes de los resultados del ejercicio social 2020. Esto no afectaría a los dividendos relativos al ejercicio 2019 y, en nuestra opinión, tampoco excluiría la posibilidad de distribuir beneficios con cargo a reservas. No obstante lo anterior, se deberá analizar dicho reparto de dividendos en aquellas entidades cuyo ejercicio no coincida con el año natural.


Comparte