Fase 1, Covid-19-nueva normalidad…acción. 5 tips sobre la vuelta a los sets de rodaje

Comparte

Esta semana han arrancado, por fin, los rodajes de algunas de las series españolas de emisión diaria como “Amar es para siempre” o “Acacias 38”.

Durante los meses de abril y mayo la industria audiovisual española se ha estado preparando para la vuelta al trabajo, elaborando manuales de buenas prácticas y protocolos que permitan rodar con cierta seguridad.

Digo cierta, porque debemos asumir que el riesgo cero no existe. Como leía en un artículo muy interesante de la revista Variety, en que entrevistaban a distintos players de la industria del cine y televisión mundial.

Por mi parte, me he documentado a conciencia, revisando los documentos presentados por el Grupo Secuoya, la Agrupación de Asociaciones Audiovisuales y el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA). También me ha picado la curiosidad por conocer las acciones que plantean la industria europea, americana, y la experiencia práctica de países como Islandia o Corea del Sur.

Las ideas que he sacado en claro se pueden contar con los dedos de una mano:

  1. NO AL CAFÉ PARA TODOS. Cada empresa se organiza de una manera y su forma de trabajar es propia y muy marcada por sus valores corporativos. Por pequeña que sea una productora, le gusta a hacer las cosas “a su manera” y ese es el espíritu que debe imperar a la hora de poner en práctica las medidas de seguridad del COVID-19. Las recomendaciones, buenas prácticas y protocolos que se han hecho públicos deben servir de guía y adaptarse a cada empresa en concreto, incluso en función del proyecto.
  1. LA SEGURIDAD EMPIEZA POR UNO MISMO. Por mucho que nos esforcemos en mantener un Set COVID-FREE, no podemos controlar la seguridad con la que los trabajadores y freelances de una producción actúan en su vida privada, salvo que los alojásemos en las llamadas “Arcas de Noé” y, aun así, tendría mis dudas por la interacción que pudiera haber con terceros que facilitan los servicios en dichas instalaciones. Por tanto, cada persona del equipo debe ser responsable en la adopción de las medidas básicas para eliminar posibles contagios.
  1. PRUEBAS MÉDICAS “A ELECCIÓN DEL CONSUMIDOR”. Las pruebas médicas son aconsejables para detectar posibles asintomáticos dentro del equipo. En el caso de los actores o los dobles de acción, que difícilmente van a poder llevar equipos de protección cuando están delante de las cámaras ni guardar las distancias adecuadas de seguridad, me atrevería a decir que son indispensables. Cualquier medida que implique la recogida de datos de salud es preciso que cumpla con la normativa de protección de datos, por lo que las productoras deberán revisar al respecto sus políticas de privacidad y protección de datos.
  1. INFORMACIÓN Y TRANSPARENCIA. La normativa de prevención de riesgos laborales exige a los empresarios proteger la salud de sus trabajadores y mantener el lugar de trabajo libre de riesgos sanitarios. Los trabajadores, como contrapartida, tienen la obligación de informar a su empleador ante la sospecha de cualquier contacto con el virus o cualquier situación que pueda suponer un riesgo para la seguridad de sus compañeros. La empresa debe contar con canales de comunicación que permitan la circulación de información al respecto, cumpliendo con los principios de proporcionalidad y conservación que exige la normativa de protección de datos por tratarse de datos de salud, especialmente protegidos.
  1. EQUIPO COMPROMETIDO. En el diseño de los protocolos de seguridad debemos involucrar al equipo, pidiendo opinión a los jefes de departamento; nadie mejor que ellos conoce como trabajan y pueden identificar los núcleos de riesgo y soluciones a medida. Riesgos Laborales y el departamento legal serán los encargados de implementar las medidas a nivel técnico y legal.

El plan de transición no es fácil ni barato, pero es la única opción posible para retomar la actividad. A medida que vayamos andando el camino iremos viendo las cosas que funcionan, las mejoras y las acciones que podemos desechar, porque no aportan beneficio.

Bienvenidos a la nueva normalidad…CONTINUARÁ.


Comparte