¿Cómo afectará el Covid – 19 y las medidas del gobierno al colapso judicial?

Comparte

El colapso de la justicia no es una lacra ocasionada la pandemia del Covid-19. Es un hecho notorio que antes de marzo los ciudadanos españoles ya tenían que soportar unos amplísimos plazos de espera para obtener un pronunciamiento judicial.

Las últimas estadísticas en materia civil del C.G.P.J. mostraban que en el año 2019 los juzgados tardaron una media de 7,4 meses en resolver, incrementándose a 9 meses en las Audiencias Provinciales y alcanzando los 20 meses en el caso del Tribunal Supremo (¡33,9 meses para los recursos de casación!).

En los últimos años este problema ha tratado de ser paliado a través de medidas como la introducción de nuevas causas de inadmisión de recursos – Ley Orgánica 7/2015-, la actualización de criterios de admisión publicada el 25 de mayo de 2017, o la limitación de la extensión del recurso de apelación acordada en septiembre de 2019 por la Audiencia Provincial de Madrid.

Parece que el poder legislativo y judicial quieren hacer suyo el mensaje de Lee Iacocca en su célebre frase “Dígalo con claridad y sea breve”.

Lamentablemente, las medidas no se han probado eficaces y las estadísticas han ido emporando año a año para todas las instancias.

Como colofón, la llegada de la pandemia generada por el Covid 19 ha ocasionado dos situaciones que afectarán al colapso judicial: por un lado, la suspensión de los plazos entre el 14 de marzo y el 4 de junio, y por otro, la propia crisis ha propiciado una avalancha de nuevos litigios.

La principal acción del gobierno para tratar de contener esta hecatombe ha consistido en la publicación del Real Decreto Ley 16/2020, que ha regulado la posibilidad de celebración telemática de cualquier acto procesal y ha declarado hábil el periodo comprendido entre el 11 del 31 de agosto, periodo en el que, además, se celebrarán vistas mañana y tarde.

No obstante, estas medidas son de carácter temporal, y han suscitado diversas críticas en los Colegios de Abogados y organizaciones como Jueces por la Democracia, que critican la incapacidad de estas medidas para hacer frente a la situación.

Sin embargo, lo que realmente mantiene expectantes a los profesionales del sector es la inminente publicación del plan de choque del C.G.P.J. Según la información publicada el pasado 16 de junio de 2020 el documento contendrá más de 60 medidas y será publicado en su página en los próximos días, distribuyéndose en un primer bloque de medidas organizativas y procesales, un segundo bloque para fomentar la solución extrajudicial de conflictos, un tercer bloque destinado a los colectivos especialmente vulnerables y un cuarto de medidas tecnológicas.

Además, lo que podría considerarse como el quinto bloque de medidas consiste en una inversión en formación para la carrera judicial relacionada con los litigios previsiblemente más recurrentes como consecuencia del estado de alarma. La intención de esta medida es permitir a los jueces resolver con mayor agilidad, así como unificar los criterios.

Estaremos a la espera de ver el detalle del paquete de medidas para evaluar su capacidad de dinamizadora. No obstante, desde ya echamos en falta la mención a un incremento de la plantilla judicial.


Comparte